CINCO CLAVES PARA MEJORAR SU SALUD

Como mejorar su salud.

A nadie le gusta estar enfermo, ¿verdad? , ya que, es un inconveniente y una pérdida de tiempo y de dinero, por eso te mostrare cinco claves en la que podrás mantenerte muy sano y podrás prevenir muchas enfermedades a futuro. Es cierto que algunas enfermedades son inevitables, pero muchas se pueden prevenir o frenar. A continuación, le presentamos cinco cosas que usted puede hacer desde ya para vivir con una mejor salud.

 LÁVESE LAS MANOS

Resultado de imagen para lavarse las mano

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) , lavarse las manos “es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir algunas enfermedades”. La mejor defensa contra los gérmenes es lavarse las manos con jabón muchas veces al día.

Para proteger su salud e higiene y la de otros, nunca se olvide de lavarse las manos, en especial en las siguientes ocasiones:

  • Después de hacer sus necesidades.
  • Después de cambiar pañales o ayudar a un niño cuando va al baño.
  • En seguida y después de curar heridas o cortaduras.
  • Antes y después de estar con alguien enfermo.
  • En el momento de preparar, servir o comer alimentos.
  • Después de estornudar, toser o limpiarse la nariz.
  • Después de tocar un animal o recoger sus excrementos.
  • Luego de recoger o tirar la basura.

Estas son cosas muy sencillas que pueden evitar contagios y salvar vidas e incluso mejorara su salud.

USE AGUA LIMPIA Y SEGURA

En algunos países, conseguir agua limpia para la familia todos los días no es tarea fácil. Y si el agua potable de un país desarrollado se contamina debido a inundaciones, tormentas, averías o alguna otra razón, tampoco será fácil obtenerla. Cuando el agua no viene de una fuente segura o no se almacena correctamente, puede transmitir parásitos, enfermedades diarreicas mortales, el cólera, fiebre tifoidea, hepatitis y otras infecciones.

En todo el mundo, se producen unos 1.700 millones de casos de enfermedades  cada año, y beber agua contaminada es una de las causas. Por ejemplo, mucha gente contrae el cólera al consumir agua o alimentos contaminados con excrementos de personas infectadas.

¿Qué medidas puede tomar usted para protegerse de este y otros peligros, en especial después de una catástrofe?

  • Asegúrese de que el agua que utilice para beber, cepillarse los dientes, hacer hielo, cocinar, y lavar los alimentos y los platos venga de una fuente segura. Si viene de la red pública, debe haber sido purificada adecuadamente, y si la compra embotellada, asegúrese de que el envase esté sellado y que la marca sea confiable.
  • Si sospecha que el agua de la red pública está contaminada, hiérvala o échele algún producto que la desinfecte.
  • Al usar productos químicos para desinfectar el agua, como cloro o pastillas purificadoras, siga las instrucciones del fabricante.
  • Si puede conseguir uno, utilice un buen filtro.
  • Si no tiene ningún producto especializado, use cloro doméstico (lavandina, lejía o blanqueador). Vierta dos gotas de cloro por cada litro de agua (ocho gotas por galón), mezcle bien y deje reposar el agua treinta minutos antes de usarla.
  • Almacene el agua en recipientes limpios y cerrados para evitar que se vuelva a contaminar.
  • Tome en cuenta de que la jarra que use para sacar agua del recipiente esté limpia.
  • Lávese las manos antes de tocar los recipientes, y no meta ni las manos ni los dedos en agua que se vaya a beber.

CUIDE LA DIETA

Para estar sano y de gozar de buena salud  hay que comer bien. Eso significa comer todo tipo de alimentos y evitar los excesos. Vigile su consumo de sal, grasas y azúcar. Incluya frutas y verduras en su dieta. Cuando compre pan, cereales, pasta o arroz, lea las etiquetas y escoja los que sean integrales, pues son más ricos en fibra y en nutrientes.

En cuanto a las proteínas, ya sea en carnes rojas o blancas, conviene comer porciones pequeñas y sin grasa. Si es posible, incluya pescado un par de veces por semana. También hay vegetales que son ricos en proteínas.

Si come mucha azúcar y demasiadas grasas saturadas, tendrá sobrepeso. Beba agua en lugar de refrescos o gaseosas, y en vez de postres o dulces, coma fruta. Reduzca el consumo de alimentos que contienen grasas saturadas: salchichas, carnes, queso, galletas, etc. Y cocine con aceites saludables, no con grasas saturadas, como la mantequilla o la manteca.

No solo debemos controlar qué comemos, sino cuánto comemos. Por más que le guste lo que esté comiendo, deje de comer cuando ya no sienta hambre.

¿Cómo puede evitar intoxicarse?

Los alimentos también pueden transmitir enfermedades si no se preparan o guardan como es debido.

  • Como en ocasiones se utiliza estiércol para abonar la tierra, siempre lave bien las verduras antes de prepararlas.
  • Antes de empezar a cocinar, lávese las manos con agua caliente y jabón. Haga lo mismo con los utensilios, los platos y las superficies donde vaya a preparar los alimentos.
  • Lave las superficies o los platos donde ha puesto huevos, carne o pescado crudos antes de volver a utilizarlos. Así evitará que las bacterias contaminen los alimentos listos para comer.
  • Cocine bien los alimentos, es decir, hasta que alcancen la temperatura adecuada. Si no va a consumirlos en el momento, póngalos en el refrigerador cuanto antes.
  • Deseche cualquier alimento que se haya dejado a temperatura ambiente más de dos horas, o una hora si la temperatura supera los 32°C (90°F).

HAGA EJERCICIO

Tenga la edad que tenga, necesita hacer ejercicio para estar bien. Lamentablemente, muchos no hacen suficiente ejercicio. ¿Es en realidad tan importante? Pues sí. Si hace ejercicio, logrará lo siguiente:

  • Dormir bien.
  • Mantenerse ágil.
  • Tener los huesos y los músculos en buen estado.
  • Llegar al peso ideal y no engordar.
  • Reducir el riesgo de padecer depresión.
  • Vivir más años.

¿Qué tipo de ejercicio es el más recomendable para usted? Todo depende de su edad y salud. Antes de empezar un nuevo programa de ejercicios, lo mejor es que lo consulte con su médico y siga sus recomendaciones.

Elija un ejercicio que le divierta. Tal vez algo como caminar a paso ligero, trabajar en el jardín, cortar leña, nadar, correr, remar, jugar al baloncesto, tenis o fútbol, hacer ciclismo o actividades parecidas. Esto hará que mejore su salud y tenga una vida sana.

DUERMA LO SUFICIENTE

No todo el mundo necesita dormir las mismas horas. Los recién nacidos duermen de dieciséis a dieciocho horas; los niños de uno a dos años, alrededor de catorce horas, y los de tres a cuatro años, entre once y doce horas. Los niños en edad escolar necesitan las menos diez horas de sueño; los adolescentes, nueve o diez, y los adultos, de siete a ocho.

Descansar lo suficiente es absolutamente necesario. Según los expertos, es imprescindible para lo siguiente:

  • El crecimiento y desarrollo de niños y adolescentes.
  • Aprender y retener información nueva.
  • Mantener en equilibrio las hormonas que controlan el peso y el metabolismo.
  • La salud cardiovascular.
  • Prevenir enfermedades.

La falta de sueño puede ocasionar obesidad, depresión, problemas del corazón y diabetes. Hasta puede causar accidentes mortales. Si queremos evitar estos peligros, debemos asegurarnos de dormir lo suficiente.

¿Duerme usted poco?

He aquí lo que puede hacer:

  • Tenga un horario fijo para irse a la cama y levantarse.
  • Asegúrese de que el dormitorio sea oscuro y acogedor, de que no haya ruido y de que no haga ni mucho frío ni mucho calor.
  • Evite ver la televisión o usar su computadora, teléfono o tableta en la cama.
  • Procure que su cama sea lo más cómoda posible.
  • No cene demasiado, ni tome café ni bebidas alcohólicas antes de dormir.
  • Consulte a su médico si después de poner en práctica estas sugerencias sigue sin poder dormir, tiene demasiado sueño de día o le cuesta respirar mientras duerme.
Comparte por favor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *