Hospital El Corazón satisface parcialmente la necesidad de los ciudadanos

Hospital El Corazón, satisface parcialmente la necesidad de los ciudadanos

La necesidad de una buena atención en cuestión de salud, hace que muchos ciudadanos se sientan obligados a viajar fuera del cantón, esto debido a que el hospital de Pangua no satisface las necesidades tal como se espera. Cada año la situación es más crítica y no se ve mejoría en este aspecto.

Resultado de imagen para hospital el corazon pangua

Desde hace varios años el hospital del cantón Pangua atiende no tan solo a los pangüenses sino también a los de los cantones vecinos, debido a la cercanía y a la esperanza que mantiene de que sus problemas de salud sean solucionados. De hecho se han dado testimonios de que en esta institución del estado han atendido buenos médicos y por ello la asistencia continua a esta casa de salud ha sido regular. Sin embargo hay un sabor agridulce en cuanto a las expectativas.

Casos de mala atención

En este año, ha habido casos que la vida de los pacientes se han visto en peligro, por ejemplo, una señora acudió a ser atendida por un dolor estomacal y que cuyos síntomas aparentaba tener problemas de apéndice inflamada, aunque fue atendida por emergencia su vida estuvo en serio peligro, esto debido a que la casa de salud no cuenta con una máquina para realizar ecografías, y quienes le atendieron le suministraron paracetamol, al tiempo que le dieron de alta.

La señora en mención se sintió obligada a acudir a la ciudad de Quevedo para realizarse un eco, esto debido al dolor que le aquejaba, de tal manera que en el examen de imagen no se le pudo detectar ningún problema porque la medicina mal suministrada (paracetamol) disfrazaba y ocultaba los síntomas. El chofer que acompañaba observando el rostro de la mujer enferma que se quejaba del dolor, llevo urgentemente a la ciudad de Babahoyo, donde le detectaron que la apéndice se había reventado y empezaba a contaminar el organismo, finalmente fue atendida e intervenida y así se le pudo salvar la vida.

Este solo es uno de los casos que se puede contar sin tener que lamentar la perdida de una vida. A pesar de ello, hay otros casos que se repite la mala atención, por ejemplo, una persona que tiene que esperar aproximadamente ocho horas para que la ambulancia sea cedida para su traslado, a pesar de tener atravesado un objeto metálico en su garganta y que no pudiera ser extraído por los médicos que en ese momento lo atendían.

Los grupos vulnerables en constante peligro

También es lamentable el hecho de que los infantes que son atendidos por el CIBV, a pesar que presentaban un cuadro clínico de mala salud, sus padres tuvieron que realizar un proceso burocrático sin sentido para que finalmente puedan ser atendidos por pediatría. Esto sumado a que alrededor de las instalaciones del CIBV y del hospital se están realizando las adecuaciones de las calles  y que se levanta una enorme polvareda que va a parar directamente a dónde se encuentran los pacientes y párvulos. Es incomprensible que el cuerpo de bombero no tenga capacidad para mojar las calles constantemente para evitar que se afecte la salud de los que se encuentran en estado vulnerable.

Se esperaba que con la construcción del centro de salud tipo B, y con la incorporación del Distrito de Salud, la atención inmediata mejoraría; a pesar de ello, el “subcentro” no tiene personal para atender signos vitales, y en emergencias en algunas ocasiones atienden personal no capacitado para algunos eventos, pero increíblemente se realizan simulacros para atender emergencias.

Un hospital en emergencia

En conclusión el hospital del cantón necesita ser atendido por emergencia y con código rojo, para que pueda ser un aliciente a la salud de aquellos que sienten la necesidad de atención inmediata. Las autoridades relacionadas a este tema, deben planificar como resolver estos conflictos en la medida que sea posible, de otra manera seguirán pasando los años queriendo tapar el sol con un dedo.

Comparte por favor
  • 165
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *