La historia de la investigación

La historia de la investigación

Resultado de imagen para historia de la investigacion

Desde la aparición del hombre en la tierra este se preocupó por el conocimiento del mundo natural que le rodeaba para de esa manera asegurar su supervivencia. Observando los movimientos de los astros pudo medir el paso del tiempo, de las estaciones y las migraciones periódicas de animales que servían para su alimentación.

Más adelante realizó avances importantes como el descubrimiento de la agricultura, el fuego, la cerámica, la rueda, el uso de la piedra, de los metales y la escritura. La investigación natural del hombre primitivo era empírica, relacionando siempre lo desconocido con mitos religiosos.

Las primeras civilizaciones organizadas aparecieron en China, India, Egipto y Mesopotamia. En estos centros se realizaron importantes avances científicos en las áreas de matemática, geometría, arquitectura, medicina y astronomía, aunque predominó también la superstición y el misticismo.

Fueron las ciudades griegas entre los siglos VIII y III AC donde se desarrolló por primera vez una filosofía científica racionalista y objetiva. Comenzando con Tales de Mileto hasta Aristóteles, los filósofos griegos investigaron, teorizaron y escribieron sobre todas las ramas básicas del saber humano tanto físico como metafísico.

Roma fue la heredera del conocimiento griego, pero con la caída del Imperio Romano de Occidente en el siglo V DC se produjo una laguna en la transmisión de la sabiduría antigua. En parte ese bagaje cultural fue preservado durante la Edad Media por el islamismo y en los monasterios católicos europeos.

Aunque se conoce a este período como el oscurantismo, no obstante se crearon varias universidades en Europa que posteriormente fueron el escenario de significativos avances investigativos y metodológicos.

En el período llamado Renacimiento durante los siglos XIV al XVI se despertó un interés por la investigación en los ámbitos socio-político, artístico, filosófico, científico y religioso, este movimiento comenzó por Italia e influyó en todas las naciones europeas.

Los descubrimientos geográficos, las teorías cosmológicas de investigadores como Kleper, Galileo y Newton, así como la invención de instrumentos y máquinas, sumado a la creación de nuevas doctrinas filosóficas produjo un considerable desarrollo intelectual durante la Edad Moderna Con la Revolución Francesa, el enciclopedismo y las máquinas a vapor a finales del siglo XVIII se da inicio a la Edad contemporánea.

El siglo XX fue aún más fecundo en investigaciones y descubrimientos. El dominio de la energía nuclear, la informática, los viajes espaciales y la genética son solo algunas de las áreas del saber donde los descubrimientos científicos se desarrollan vertiginosamente»

Todos estos adelantos han producido un inmenso volumen de información disponible para que nuevas generaciones de investigadores alcancen otros logros en beneficio de la humanidad.

Comparte por favor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *