La motivación de la conducta

La motivación de la conducta

Resultado de imagen para motivacion humana

Problemática. La conducta es una acción; toda acción tiene una causa. I sta causa del obrar humano la llamamos motivación. Encontrar las causas del obrar humano es el camino más rápido para comprenderlo y ayudarlo.

Entender a un hombre es difícil sobre todo porque  no conocemos los motivos de su obrar, las fuerzas profundas que le impulsan en una determinada dirección.

¿Por qué obra el hombre?

La búsqueda de las causas profundas del obrar humano es una de las tareas fundamentales de la sicología contemporánea.

Presentamos algunas respuestas.

La búsqueda del placer y la huida del dolor son base de todo el obrar humano.

Sin duda, el obrar humano está muy relacionado con el dolor y el placer.

Muchas acciones humanas están relacionadas con el placer: descansar, comer, inspirar aire fresco, actividad sexual, jugar.

Las necesidades de los niños tampoco pasan de la satisfacción de estos impulsos fundamentales primitivos.

A menudo, también encontramos a personas mayores que están enteramente sujetas a una motivación totalmente hedonística.

Con todo afirmamos que el placer y el dolor no son suficientes para dar una explicación satisfactoria de la motivación humana.

En efecto:

Muchas veces, el adulto maduro, obra por motivos que no se reducen a los dos arriba indicados. El cumplimiento de un deber, el alcanzar un ideal, a menudo, no están acompañados de placer. El adulto trabaja por algo más Importante.

La motivación humana se reduce a los instintos e impulsos físicos.

Algunos afirman que existe un instinto para cada conducta (fuga, lucha, juego, trabajo). (McDougall, R. Lorenz).

Otros sostienen que los instintos fundamentales son dos (Freud):

El impulso del yo — AUTO CONSERVACIÓN —IMPULSOS SEXUALES

El instinto de agresión.

Según la escuela conductista (llamada así por la importancia que otorga a la conducta humana), el comportamiento (behavior) sería el resultado de un impulso estimulante y de la respuesta del organismo.

Sin duda existen en el hombre fuerzas instintivas muy poderosas que influyen y a veces determinan su conducta.

Los instintos presentados por Freud son fundamentales: amor y muerte son dos fuerzas poderosas en todo ser humano.

Son temas dominantes de mucha producción literaria y artística.

Vistos estos aspectos positivos de la motivación instintiva, presentamos algunas observaciones críticas.

Al tratar de explicar toda la conducta humana a través de los instintos por procesos de desplazamiento, sublimación, transformaciones, aprendizaje (Watson), etc., se afirma que el instinto es el punto supremo al que la evolución ha llegado en el hombre.

Weltstoff: el elemento concreto del cual está constituido el universo.

Comparte por favor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.