¿Lo que debes hacer luego de la emergencia sanitaria?

¿Lo que debes hacer luego de la emergencia sanitaria? Pautas a seguir en pro de un mundo mejor.

Autor: Josselyn Cherrez. Estudiante de comunicación. UTC

La pandemia originada en el 2019, por el mes de octubre, ha dejado grandes y graves secuelas, se puede decir casi con seguridad que ha sido peor que una guerra mundial, esto debido a que no ha habido rincón en el mundo que sus efectos no han llegado a sentirse o incluso dejar un dolor profundo y mal recuerdo.

Pero poco a poco va quedando atrás aquello, y a pesar que al momento de escribir este artículo, aún no ha pasado el peligro y el dolor continúa, ya se empieza a tratar de recuperar la vida en todos los ámbitos, especialmente en los problemas económicos generados por la emergencia sanitaria. Las vidas perdidas no se podrán recuperar y ese dolor tendrá que mitigarse con trabajo y sacrificios continuos.

Página 17 | libre de regalías cortes de cabello fotos descarga ...

Usted quizás concuerde conmigo, no todos estarán dispuestos a realizar sacrificios para reconstruir nuestro mundo que ha quedado destrozado, pero, individualmente tenemos que esforzarnos en algunas facetas para lograr armonía y la paz necesaria. Lo más incómodo en esta lucha es tener que escuchar los informas diarios de corrupción de quienes nos gobiernan.

Cuatro facetas son por lo menos en lo que tenemos que trabajar, y todos nos incluimos en ello, porque es necesario, entre estos campos podemos mencionar la tolerancia, la generosidad, la corresponsabilidad, y disciplina.

Tolerancia en tiempos de post COVID.

Es muy real que todos hemos sufrido las consecuencias graves de la emergencia sanitaria mundial, por ello es posible que usted o yo, nos sintamos inclinados en algún momento a estallar ante las diferencias, el miedo nos ha dejado secuelas y es posible que algunas diferencias tengamos que dejar de lado y aceptar que el mundo ya no es el mismo, por ejemplo: tenemos que tolerar que algunas personas no dominen la tecnología mejor que otras que ya estaban acostumbradas, o incluso que se nos exija usar una mascarilla todo el tiempo mientras adquirimos productos de primera necesidad.

No puedo hacer que el mundo sea un paraíso, pero puedo contribuir a que mitiguemos el dolor, pongamos empeño cada uno aunque existan personas que no deseen colaborar en este propósito.

Generosidad después de la pandemia.

La economía quedó por los suelos, muchos negocios después de algunos meses no podrán recuperarse, el desempleo aumentó y seguirá aumentando, en algunos casos existirá la posibilidad que podamos compartir, por ello, tendremos que hacerlo para que otros “levanten cabeza” y puedan volver a producir, el humanismo debe ser la bandera que lidere esta lucha por hacer un mundo mejor.

La corresponsabilidad no podemos evitarla.

La corresponsabilidad es el término que más se ha mencionado pero pocos la han aplicado, es posible que no se entienda lo que abarca y lo que propone este ámbito. Es su obligación y la mía de cubrirnos, de mantener la distancia, de proceder a tener un mejor hábito de higiene, y de concertar ideas dentro de la familia para planificar como cuidarnos al tiempo que cuidamos a quienes nos rodean.

Disciplina el eje de la recuperación.

Si bien la disciplina no fue el fuerte de la sociedad humana, ahora más que nunca es esencial que la pongamos en práctica, para todo lo dicho anteriormente, la disciplina se erige como la fuerza que promueve cada actividad día a día, no se puede hacer de este mundo un entorno seguro si no hacemos las cosas disciplinadamente.

Nos gustaría conocer tu criterio en cuanto a lo que debes hacer para mejorar este mundo luego de la emergencia de salud. Deja tu comentario al final de este artículo, también puede invitar a tus contactos a leerlo.

 

Comparte por favor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *