Pandemia versus hambre en Venezuela – PARTE 2

Pandemia versus hambre en Venezuela – PARTE 2.

Pobreza y desnutrición en aumento

Colegio de Médicos en Monagas exige equipos de bioseguridad para personal sanitario

Continuando con este resumen de los principales problemas que tienen que enfrentar los Venezolanos en el contexto de la pandemia mundial provocada por el COVID-19, mostraremos cuales son los números que reflejan la grave situación en la que se encuentra este país caribeño.

Los estudios más reciente en materia económica y social revelan que antes de que Venezuela entrara en Cuarentena, el panorama era desalentador, lo que nos hace suponer que la pandemia ha llegado a la nación para seguir oscureciendo el día a día de la mayoría de sus ciudadanos.

Venezuela tan pobre como África

La Encuesta de Condiciones de Vida (Enconvi), llevada a cabo por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), una de las Universidades más prestigiosas del país, ha revelado que la comparación de los índices de desnutrición y pobreza en Venezuela ya no se realiza con las estadísticas de América Latina, ya que los niveles han llegado al punto de ser comparable con países Africanos y algunos países de Centroamérica.

La investigación se realizó entre el mes de noviembre de 2019 hasta marzo de 2020, mes en el que se decretó el Estado de Alarma en todo el territorio, revelando que en la actualidad el país se encuentra en el puesto número uno de los países más pobres de Latinoamérica y en el segundo lugar de los países más desiguales, teniendo 51,0 en el coeficiente Gini.

Sin embargo, cuando a estos a indicadores se les suman los niveles rojos de inestabilidad en el ámbito político, los números de pobreza extrema y la caída en picada del Producto Interno Bruto, el país se ubica de segundo lugar en una lista de una docena de países que es liderada por Nigeria.

Según el informe presentado por esta casa de estudio, la denominada pobreza de ingresos alcanza al 96% de los venezolanos, un 54% se encuentra en la clasificación de pobreza reciente y un 41% pertenece a la pobreza crónica.

Cuerpos desnutridos a merced del COVID-19

Otras de los grande puntos en contra que tiene los venezolanos, es que la gran mayoría se encuentra en un estado de alimentación inadecuado, los que los hace un grupo de riesgo frente a un virus que se aprovecha de las debilidades del organismo para hacer de la suyas.

El informe Enconvi también señala que más de un 74% de los hogares en Venezuela padecen de una inseguridad alimentaria que se considera leve o moderada y que solo un 3% de las familias no sufren de inseguridad alimentaria alguna.

La población infantil tampoco escapa de esta triste realidad, pues según la investigación, el 30% de los niños por debajo de los 5 años de edad padecen de una desnutrición crónica, calculada por estatura y talla, mientras que el 8% sufre de una desnutrición global, calculada por el factor peso y edad.

Este panorama de desnutrición pudiese empeorar, tomando en cuenta que las medidas restrictivas de movilidad afectan directamente a la producción y distribución de alimentos, tomando en cuenta que una parte del sector formal e informal se nutría de productos provenientes de Cúcuta, Colombia, pero debido al cierre fronterizo este intercambio comercial se encuentra pausado.

Comparte por favor
  • 2
    Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *